fbpx

Mi primera Peugeot Satelis 125

Desde pequeño siempre me gustaron las 2 ruedas. Veía las carreras de motos los domingos por la mañana. Echaba carreras por la cancha vacía con mis amigos del barrio. Crecí viendo Verano azul y raspándome las rodillas mientras jugaba en la plaza, antes nos dejaban jugar en la calle, no pasaban tantas cosas.

En el instituto envidiaba a los compañeros que tenían un “vespino” o cualquier cosa con motor y me las arreglaba para hacerme colega de alguno y que me llevara a casa al salir de clase. Lo que fuera por sentir un poco de esa adrenalina que te recorre el cuerpo las primeras veces.

Unos años después, mientras estudiaba en la universidad me sacaba unas pesetas, era lo que había, el euro todavía quedaba lejos. Trabajaba como repartidor de comida a domicilio. Todo por subirme a una moto. La sensación de libertad para moverte por la ciudad, la independencia, la comodidad en los atascos… algún día tendría una.

Acabé la carrera y fui empatando un trabajo con otro, lo que toca cuando estás empezando. Constante, sin rendirme. Hasta que encontré mi sitio, pero me faltaba una herramienta de trabajo que me ayudara a no llegar tarde a las reuniones en la otra punta de la ciudad, a vivir sin agobios.

En 2006 se lanzó la Satelis 125 de Peugeot, una señora scooter. Y claro, me enamoré.

Trabajando en la ciudad e intentando mantener mi imagen como ejecutivo no podía ir por ahí de cualquier modo. La Satelis me daba lo que yo necesitaba: seguridad con sus frenos ABS de serie, una línea bastante más elegante y una robustez que no tenía ningún scooter que hubiera en el mercado hasta entonces. Prácticamente, un coche de 2 ruedas, de hecho sus faros eran casi iguales a los del Peugeot 407.

Mi primera moto, la Satelis 125

Me había hecho mayor, todo un señor que se movía en moto por la ciudad como si fuera un chiquillo con cara de cumpleaños. Y así a lo tonto han pasado 12 años de aquello y he ido conociendo a otras. Satelis también, versiones mejoradas y actualizadas, pero nunca olvido la primera, porque ese privilegio solo lo pudo tener ella.

En Canarias, puedes encontrar toda la gama de Scooter Peugeot en Automotor Canarias.

Relacionado

Menú